Comienzos de los grandes genios

Como todo en esta vida ha de tener un principio, por ello: París, 1895, dos hermanos franceses deciden descubrir su nuevo invento en un pequeño café por si resultaba un fracaso. El primer día no tuvo gran acogida, 35 personas, pero al día siguiente se corrió la voz del extraordinario espectáculo. Se proyectaron varias cintas, imágenes documentales, entre ellas: La llegada de un tren a la estación de la Cliotat, el Regador Regado o Salida de la fábrica.

http://www.youtube.com/watch?v=tz_l8JDYXmc (La llegada de un tren)

http://www.youtube.com/watch?v=8mO6KaxII4Y (El regador regado)

http://www.youtube.com/watch?v=xxLGDF_121U (Salida de la fábrica)

¿Adivináis ya quiénes son? Correcto, los hermanos Lumiére con su novedoso cinematógrafo. Su nuevo invento les ofreció montar un negocio rentable, considerándose una atracción de feria. Posteriormente George Mélies, innovó la cultura cinematográfica y comenzó a utilizar disoluciones y a contar historias de varios episodios. Su película más famosa y recordada es Viaje a la Luna, de 1902 y considerada como la primera película de ciencia ficción.

http://www.youtube.com/watch?v=dxB2x9QzXb0 (Viaje a la Luna) 

David W. Griffith irrumpe y se le considera una de los pioneros en la edición clásica, es capaz de incluir al espectador en la película y hacerle entender lo que pasa sin que resulte desconcertante de un plano a otro. Su gran contribución al cine fue El nacimiento de una Nación, de 1915.  Narra la historia de EE.UU durante su guerra civil y la relación entre familias del Norte y del Sur. Se consideró una película racista, por el ensalzamiento del Ku Klux Klan y la interpretación de los negros, siendo personas blancas pintadas, pero es de las primeras películas que cuentan la historia de manera coherente, con uso de flashbacks, montaje en paralelo y una gran profundidad de campo.
http://www.youtube.com/watch?v=SVqOzZbnoVQ (El Nacimiento de una nación)
Finalmente, Einsestein es uno de los cineastas más influyentes en la Historia del Cine, creando las bases del Montaje de Atracciones. Para él el espectador debía estar sometido a estímulos psicológicos y sensoriales a través del montaje con el fin de causar un conflicto de emociones. Su ópera prima es El acorazado Potemkin, de 1925, en la cual se reproduce el motín en el acorazado Potemkin de 1905, en donde la tripulación se rebeló contra los oficiales del régimen zarista. Una de las grandes escenas de esta película es La escalera de Odesa.

http://www.youtube.com/watch?v=4wMkr1b2h3E (El acorazado Potemkin)

http://www.youtube.com/watch?v=a3BpFbsJd7Q (Fragmento de la Escalera de Odesa)

Ciento diecisiete años después de la invención de ese primer cinematógrafo, el cine primitivo no es ni la mitad de todo lo que se contempla ahora. Los hermanos Lumiére dijeron que “El cine es una invención sin ningún futuro” y hoy en día descansan sin saber que es una de las manifestaciones artísticas más importantes de la Historia.

Un beso de película y hasta próximas entradas

Saludos

Día de lluvia y tormenta, con miles de apuntes encima de mi mesa pidiendo ser estudiados y yo he tomado la decisión de sumergirme en este nuevo mundo bloguero. ¿Por qué? Porque siento esa necesidad de mostrar al mundo todo eso que me apasiona, que no es otra cosa que el cine, en especial el cine clásico.

Supongo que esta pasión me viene de niña. Recuerdo buenos momentos al lado de mis padres viendo películas clásicas, recuerdos que huelen a palomitas y a tardes de lluvia. Recuerdo a mi padre explicándome quienes eran esos solitarios vaqueros con sus enormes pistolas, porque Humphrey Bogart debía decir adiós a su amada, y la razón de que King Kong se subiese a lo alto del Empire State. Esa razón de felicidad me ha llevado a ser hoy lo que soy, a sentir lo que siento y amar el cine como lo amo.

Por eso, queridos y futuros blogueros, intentaré transmitir “frame a frame”, porque es una de mis razones de ser.

Un beso de película y hasta próximas entradas

Imagen